Inicio Noticias La temporada más complicada para el esquí en Aragón: la falta de nieve retrasa un mes la apertura de las estaciones
La temporada más complicada para el esquí en Aragón: la falta de nieve retrasa un mes la apertura de las estaciones PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 27 de Diciembre de 2018 12:39

Los complejos invernales abren con un número reducido de kilómetros por la escasez de nieve.

Fuente: 25-12-2018,  eldiarioheraldo, elperiodico

EL DIARIO

La temporada más complicada para el esquí en Aragón: la falta de nieve retrasa un mes la apertura de las estaciones

Todas ellas lo hacen con pocos kilómetros esquiables y precios reducidos después de perder varias semanas de actividad

Cerler fue la primera en estrenarse en el periodo previsto y se trata del inicio más tardío desde el año 2000

Pese a que se ha trabajado con todos los recursos disponibles, la escasez de nevadas y el calor han hecho mella en el Pirineo y la sierra de Teruel

Las estaciones de esquí de Aragón afrontan su temporada más complicada en mucho tiempo. La falta de nieve ha retrasado la apertura de casi todas ellas, y en algunos casos todavía no hay una fecha prevista. Además, la subida de las temperaturas en la última semana ha empeorado más si cabe las previsiones. El puente de la Constitución suele marcar el comienzo de la campaña y, en algunos casos, se acumulará un retraso de más de un mes. Este miércoles está previsto que abran varias de ellas, como Formigal y Astún; sin embargo, Candanchú deberá esperar. Se trata de inicio más tardío desde el año 2000.

Candanchú no llegó a afirmar su apertura para el 26 de diciembre, pero sí trabajaba con ese objetivo. Finalmente, ha señalado en un comunicado que “a pesar de nuestro esfuerzo trabajando, las condiciones meteorológicas de estos últimos días nos vuelven a destrozar la nieve acumulada y no queremos abrir las pistas sin ofrecer un esquí de calidad. Por nuestra parte, seguiremos trabajando y produciendo nieve cuando las temperaturas disminuyan para abrir lo antes posible”. La cafetería de Pista Grande estará abierta los días 29, 30 y 31 de diciembre para todos aquellos que deseen acudir.

Aramón, el holding de la nieve que está participado por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, ha indicado que, pese a realizar “todo lo posible” por abrir Formigal-Panticosa, en el Valle de Tena, y Valdelinares, en la sierra de Teruel, el inicio de temporada de este miércoles se llevará a cabo con un “reducido número de kilómetros” en los sectores de Anayet y Portalet en Formigal para, cuando se den las condiciones oportunas, ir ampliando el dominio. En el caso de Valdelinares, se pondrán en marcha las zonas de debutantes, pista Central, Bujarones y trineos. También se abrirá la telecabina de Panticosa para uso turístico. Todo ello con precios reducidos.

En Formigal-Panticosa, a pesar de estas adversas condiciones, se ha trabajado “intensamente durante las últimas semanas”. Se abrirá un máximo de diez kilómetros y a un precio de 23 euros. La estación cuenta con un total de 142 kilómetros esquiables y divididos en cuatro valles, a los que hay que sumar los 38 kilómetros que ofrece Panticosa. En la sierra de Teruel se dispondrá de cerca de 4 kilómetros en Valdelinares a un precio reducido de 18 euros. Javalambre, sin embargo, pospone su apertura. “A pesar de los esfuerzos realizados, no se dan las condiciones mínimas. El centro invernal está preparado para abrir en cuanto la meteorología y la nieve acompañen”, añade Aramón.

Astún, mientras, ha anunciado para el 26 de diciembre 16,6 kilómetros y un precio de forfait de 24 euros. Además, pide precaución a sus usuarios por el “escaso espesor de nieve”, y les invita a que “moderen la velocidad y extremen la precaución”. Si se dan las circunstancias, la pista de la base de la estación podría ser cortada, por lo que ese tramo de la vuelta únicamente podría hacerse en el telesilla Pastores. Astún y Formigal son esquiables con un único forfait y ofrecen 100 kilómetros en total si la nieve se ‘comporta’. Además de las pistas puestas en servicio, se podrán contratar clases de esquí en la Escuela Oficial de Astún y disfrutar de los servicios de cafeterías y demás servicios complementarios de la estación.

Por su parte, Cerler, que adelantó la apertura al pasado 30 de noviembre, se ha visto más beneficiada por las condiciones meteorológicas. Primero con las nevadas de sur, que acumularon más nieve en sus montañas y con bajas temperaturas que esta semana, por ejemplo, han permitido estar con el sistema de producción de nieve a pleno rendimiento. Gracias a este trabajo se está consiguiendo ampliar el número de kilómetros, que en este momento es de 45 sobre un total de 77 kilómetros repartidos en 67 pistas.

Aramón afrontaba esta campaña como la de los récords después de que en la anterior se superasen los 1,2 millones de usuarios. Además, con la puesta en marcha del abono Ski Pirineos para consolidar la unión comercial con Candanchú y Astún con vistas a una futura vinculación física. La inversión este curso es de 8,1 millones de euros y el total de kilómetros disponibles en toda la Comunidad Autónoma, de casi 400. Con la fase de la Constitución perdida y la Navidad menguada, los sectores de la hostelería y el comercio han acusado un descenso en los visitantes, si bien menos traumático de lo que cabía prever debido a la paulatina puesta en marcha de las estaciones y al gran número de esquiadores que poseen una segunda vivienda en el Pirineo aragonés.


HERALDO DE ARAGON

Formigal, Astún y Valdelinares estrenan hoy la temporada de esquí con precios especiales

Los complejos invernales abren con un número reducido de kilómetros por la escasez de nieve.

Las estaciones de Formigal, Astún y Valdelinares recibirán hoy a sus primeros esquiadores con un número de pistas limitado y precios especiales para el forfait debido a esta circunstancia. El inicio de la temporada en estos complejos invernales se ha hecho esperar por la escasez de nieve en un final de otoño y principio de invierno con falta de precipitaciones y temperaturas anormalmente altas, lo que ha condicionado la producción de nieve artificial.

Los centros de los valles de Tena y Aragón y el de Teruel se unirán a Cerler, que abrió ya el 30 de noviembre. En la comarca de Ribagorza también está abierto el circuito de esquí nórdico Llanos del Hospital. Candanchú y Javalambre esperan, por su parte, mejores condiciones para comenzar la campaña.

El grupo Aramón abrirá hoy Formigal y Valdelinares. En el complejo del valle de Tena se ha acondicionado un reducido número de kilómetros en los sectores de Anayet y Portalet, donde se irá ampliando el dominio cuando se den las condiciones oportunas. En el centro turolense se pondrán en marcha las zonas de debutantes, pista Central, Bujarones y la zona de trineos. También se abrirá la telecabina de Panticosa para uso turístico.

Intenso trabajo

En Formigal se ha trabajado intensamente para poder poner en servicio un máximo de 10 kilómetros en los sectores de Anayet, Izas y Portalet. Estarán abiertas las pistas azules Batallero, La Glera, Enlace, Anayet, zona debutantes de Anayet, Pico Royo y Sarrios. El precio del forfait es de 23 euros y los accesos habilitados, Anayet y Portalet.

La estación de Aramón informa en sus redes sociales que el parte de apertura puede variar dependiendo de las condiciones meteorológicas. Los cambios que pudieran producirse se comunicarán a través de la web y de la APP de la estación. Asimismo, informan de que, debido a los espesores de nieve que hay en estos momentos en pistas se aconseja "moderar la velocidad y esquiar con prudencia".

Astún abrirá con seis remontes, 15 pistas y 16,6 kilómetros esquiables. Se pondrán en funcionamiento los cinco telesillas y un telesquí, 15 pistas (dos verdes, nueve azules y cuatro rojas). Además, se podrán contratar ya clases de esquí en la Escuela Oficial de Astún y disfrutar de las cafeterías y demás servicios complementarios de la estación.

El complejo invernal del valle del Aragón indica a través de las redes sociales de que el "manto de nieve en pistas es de escaso espesor". Es por ello que aconseja que los esquiadores moderen su velocidad y extremen las precauciones. También comunica que la pista de acceso a la base de la estación "podría ser cortada, en cuyo caso el descenso hasta la misma únicamente podrá realizarse mediante el Telesilla Pastores". Asimismo, señalan que el acceso a alguna de las telesillas deberá hacerse sin los esquís puestos. Habrá un abono único al precio de 24 euros y el billete de telesilla costará 10.

También a partir de hoy se pone en funcionamiento el servicio de transporte gratuito por autobús entre Astún, Candanchú y Canfranc durante el horario de apertura de remontes.

En Valdelinares se pondrán en servicio casi cuatro kilómetros a un precio reducido de 18 euros. Javalambre, también en Teruel, pospone su apertura. A pesar de los esfuerzos realizados, no se dan las condiciones mínimas. Según informaron desde Aramón, el centro está preparado para abrir en cuanto la meteorología y la nieve acompañen.

La estación de Candanchú tampoco abrirá este miércoles por escasez de nieve. El centro invernal ha comunicado en sus redes sociales que "las condiciones meteorológicas de los últimos días vuelven a destrozar la nieve acumulada y no queremos abrir las pistas sin ofrecer un esquí de calidad". "Por nuestra parte, seguiremos trabajando y produciendo nieve cuando las temperaturas disminuyan para abrir lo antes posible", añadieron. La cafetería de Pista Grande estará abierta los días 29, 30 y 31.

La esperada nieve volverá a caer sobre el Pirineo para despedir el año. Según la Aemet, la cota oscilará este viernes entre los 1.600 y los 1.800 metros.


EL PERIODICO DE ARAGON

La Navidad sin nieve afecta a dos tercios de las estaciones de España

Las precipitaciones brillan por su ausencia durante diciembre en el conjunto del país. Los centros trabajan a destajo para abrir el mayor número de pistas y remontes

Practicar esquí esta Navidad está siendo una misión complicada en toda España, donde la mayor parte de los centros invernales permanecen cerrados o están parcialmente abiertos con un número de kilómetros esquiables escaso a estas alturas de la temporada. Hasta ayer, tan solo estaban en servicio 11 de los 35 complejos de esquí alpinio que hay repartidos por el Pirineo aragonés y catalán, la cordillera catábrica, los sistemas Central, Ibérico y el Penibético. En total, la oferta ronda los 363 kilómetros de pistas, unos cien más que hace una semana.

Estas cifras se irán engrosando, previsiblemente, los próximos días con la apertura de nuevas instalaciones, como es el caso de Formigal, Astún y Valdelinares en la comunidad aragonesa. Las estaciones trabajan estos días a destajo para abrir el mayor número de pistas y remontes, pero no resulta fácil porque las precipitaciones han brillado por su ausencia en el mes de diciembre.

En concreto, en los últimos días han estado abiertas las estaciones de Baqueira Beret, Boi Taüll Resort, Espot, La Molina, Masella, Port Ainé, Vall de Núria y Vallter 2000 en el Pirineo catalán; Cerler en Aragón; Madrid SnowZone en el sistema Central; Sierra Nevada en el sistema Penibético,

Esta última es la que presenta una mejor situación al tener disponibles 67,6 kilómetros en 82 pistas y 17 remontes, con un espesor de hasta metro y medio de nieve en polvo-dura.

LLANOS DEL HOSPITAL

La estación oscense de Cerler se sitúa en la segunda posición, con 14 remontes y 39 pistas que suman 42 kilómetros esquiables. El espesor de nieve llega hasta el metro en estado polvo. En el valle de Benasque cuenta además para la práctica del esquí nórdico con Llanos del Hospital, donde se puede esquiar a lo largo de 7,5 kilómetros en una de sus pistas, con nieve en estado polvo.

El Pirineo catalán tiene abiertas todas sus pistas menos Tavascán. Masella alcanza los 42 kilómetros esquiables en 36 pistas y 14 remontes, con hasta 65 centímetros de nieve en polvo y, además, están trabajando para abrir más pistas. Baqueira Beret cuenta con 65 pistas y 29 remontes que suman 96 kilómetros esquiables de nieve polvo, mientras que el Boi Taüll se pueden recorrer 32 kilómetros de nieve polvo en 32 pistas y once remontes. Espot, con 13 pistas abiertas, presentará un grosor de entre 20 y 50 centímetros de polvo-dura en 15,7 kilómetros y en La Molina las pistas abiertas serán doce, que suman en total 15 kilómetros de nieve polvo, mientras que en Port Ainé hay 17 pistas, 17,1 kilómetros y un espesor de 50 centímetros en estado de polvo. Valter 2000 tiene abiertas siete de sus pistas con 10,5 kilómetros esquiables y Masella tendrá disponibles 42 kilómetros esquiables en 36 pistas.

En Madrid SnowZone se puede esquiar por los 2,2 kilómetros que conforman sus dos pistas y los cuatro remontes, con un espesor de 30 centímetros de nieve en polvo.

La primera parte de las fiestas navideñas está siendo atípica, sin nada de nieve y con temperaturas muy suaves y agradables, que favorecen máximas entre los 18 y 19 grados en numerosos puntos del país, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El fenómeno meteorológico más adverso en los próximos días será la formación de extensos bancos de niebla, probablemente acompañados de cencellada.

 
Powered by Zaragozaonline.com. Valid XHTML and CSS.